Los cambios que sufre el cuerpo de una mujer durante el embarazo son demasiados. Unos más perjudiciales que otros. Por ello, es necesario cuidarse en todo momento, estar atenta de las necesidades que pueden surgir y hacer todo lo posible para una correcta recuperación. Una técnica bastante utilizada es el drenaje linfático en Oviedo que tiene grandes beneficios para la salud de la embarazada. Este método se trata de un masaje con el fin de afectar a los vasos linfáticos y producir la eliminación del líquido intersticial y linfático. 

En el proceso de gestación, la embarazada produce numerosas hormonas que provocan varios cambios. Uno de los grandes problemas que surgen es la retención de líquidos. Esta situación puede provocar que las personas afectadas sufran una hinchazón que normalmente se localiza en las piernas. Una de las mejores maneras de combatir esta situación es acudir a un drenaje linfático en Oviedo. Durante el embarazo, esta técnica no resulta nada agresiva e incluso puede ayudar a relajar y aliviar tensiones. Ayuda al equilibrio de líquidos, provocando la reducción de las piernas inflamadas.

Este proceso se encarga de eliminar toxinas que afectan al cuerpo. Al producirse esto, ayuda también a mejorar la piel, recuperando el color y pareciendo más sana y cuidada. Como se ha dicho con anterioridad, las piernas son el lugar más común para realizar este proceso en embarazadas, pero también se puede hacer sobre otras zonas consiguiendo otro tipo de beneficios. Como su propio nombre indica, se trata de promover el drenaje de líquidos, por lo tanto se pueden tratar brazos y dedos, ingles, glúteos, espalda o cara.

Para disfrutar de todos estos beneficios debes acudir a un centro especializado en este tipo de métodos. En Astur Sanas cuentan con un gran equipo de profesionales para realizar el proceso de la forma más segura y obteniendo los mejores resultados para tu salud.