La radiofrecuencia es una técnica con la que se corrige la textura de la piel, la flacidez y el volumen, estimula los fibroblastos a través de calor intradérmico, consiguiendo la regeneración de colágeno y mejorando los tejidos y la elasticidad de la piel. Permite atravesar la dermis sin dañarla y acceder a las capas más profundas de la piel consiguiendo un efecto joven.

Se activa la circulación de la zona a tratar, el sistema linfático y el sistema arteriovenoso, aumenta el drenaje linfático y la vascularización.

El objetivo del tratamiento es la prevención y la corrección para provocar efecto tensor visible desde la primera sesión.

Llámenos Gratis

Consúltanos por Whatsapp