Rejuvenecimiento facial integral sin cirugía en el que se combinan cuatro tratamientos diferentes: toxina botulínica, ácido poliláctico, rellenos y Rich. De esta manera se actúa a varios niveles al infiltrar sustancias que ejercen su efecto sobre músculos, tejido subcutáneo, dermis y epidermis con el fin de reestructurar volúmenes, tensar la piel y contrarrestar los principales signos de envejecimiento.

Consúltanos por Whatsapp